Berrien aukeraketak

Validación de escalas para la medición del consumo de cannabis entre adolescentes

Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas; Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, Ministerio de Sanidad y Política Social, Madrid, 80 págs., 2009.

El Cannabis es la droga psicoactiva ilegal más consumida en la Unión Europea: se estima que más de 70 millones de europeos han consumido cannabis al menos una vez en la vida y España se encuentra entre los países europeos con una mayor prevalencia de consumo, sobre todo entre los más jóvenes. A pesar de que la gran mayoría de los consumidores de cannabis lo son de forma experimental, la alta prevalencia de su consumo hace necesaria la introducción de métodos que permitan discriminar este uso ocasional de un uso más problemático. Con el fin de poder orientar, diseñar y evaluar intervenciones específicas dirigidas a este grupo, resulta imprescindible consensuar una escala que permita medir de forma válida y fiable este tipo de consumo, identificar los principales subgrupos de población y  monitorizar los cambios que se producen a lo largo del tiempo, especialmente entre la población adolescente.

Este documento presenta los resultados de la investigación promovida por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas en colaboración con el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías para evaluar las escalas de consumo problemático de cannabis aplicadas  en varios países europeos: Cannabis Abuse Screening Test (CAST), Severity of Dependence Scale (SDS) y los Criterios de Abuso del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la American Psychiatric Association (DSM-IV).  Para la valoración de las propiedades psicométricas de dichas escalas, se utilizó una submuestra de 14.589 estudiantes de la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) del año 2006. El estudio concluye que es factible usar escalas cortas de consumo problemático en encuestas escolares a gran escala. La información obtenida parece de buena calidad y no parece generar distorsiones ni costes excesivos. Cabe destacar que, de las tres escalas utilizadas - CAST, SDS y Escala de Abuso DSM-IV-, la CAST presenta resultados más robustos desde el punto de vista psicométrico.

ver informe

Itzuli