Berrien aukeraketak

The European tobacco control report

Este informe, producido por la Oficina Regional de la OMS para Europa, hace un repaso de los avances en las políticas nacionales de tabaco desde la adopción de la Estrategia Europea para el Control del Tabaco en el año 2002.

Los resultados obtenidos de la revisión afirman que los avances en materia de control del tabaco han sido significativos durante los últimos años, un periodo en el que muchos países han optado por endurecer la normativa en línea con las recomendaciones establecidas por la OMS. Según los datos presentados en el estudio parece que la epidemia del tabaco está siendo controlada en Europa. Pero aunque el consumo de tabaco se ha estabilizado e incluso está decreciendo en la mayoría de los países europeos se detectan procesos inversos en determinadas zonas geográficas y en grupos poblacionales de riesgo constituidos, sobre todo, por mujeres y personas con un estatus socioeconómico bajo.

Los datos referentes a nuestro país demuestran que había un 31,3% de la población era fumadores en el año 2001. Desde entonces el número de consumidores ha bajado y se encuentra ahora justo por debajo de la media europea de consumo de tabaco. Otro dato positivo es que el número de mujeres fumadores en España está disminuyendo casi en el mismo tacto que los fumadores masculinos, algo que no sucede en todos los países europeos. No obstante, cabe destacar que a España le queda bastante camino para llegar a la situación de Suecia, el país de la Unión Europea con menos fumadores y el primero del mundo en alcanzar el objetivo establecido por la OMS de reducir por debajo del 20% el número de fumadores de la población. Para alcanzar un índice de consumo tan bajo la OMS recomienda la adaptación de algunas de las medidas de control que ya se aplican en el país nórdico, entre ellas, la implantación de una prohibición de fumar en todos los lugares públicos, incluidos los bares y restaurantes.

Ver informe

Itzuli