Berrien aukeraketak

Recomendaciones para la política antitabaco en Inglaterra

Bajo el lema Smoking Kills (‘El tabaco mata’), en 1998 el Reino Unido comenzó una estrategia de control del tabaquismo que, mediante limitaciones a la promoción del tabaco y el impulso de los servicios de deshabituación, ha conseguido un descenso lento pero sostenido de la prevalencia del consumo de esa sustancia. Una década después, y una vez transferidas buena parte de las competencias en esta materia a las cuatro naciones británicas, la fundación Action on Smoking and Health hace balance de los logros alcanzados y propone nuevas líneas de actuación al Gobierno inglés. De acuerdo con este documento, la política contra el tabaquismo debería tener como prioridad absoluta la protección de la infancia y la juventud frente al humo ambiental y el inicio del consumo activo. Entre las recomendaciones más novedosas, destaca la de rebajar el precio de los cigarrillos sin humo y otros productos de nicotina, como medida de reducción de daños pensada para los fumadores más empedernidos y su entorno.

 ver informe

Itzuli