Berrien aukeraketak

Protection from exposure to second-hand tobacco smoke. Policy recommendations

Las consecuencias del consumo de tabaco ajeno constituyen la tercera causa de mortalidad evitable en los países desarrollados, hecho que ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a hacer públicas sus recomendaciones normativas sobre la protección contra la exposición al humo de tabaco ambiental. El estudio revisa las evidencias científicas vinculadas al daño del mal llamado tabaquismo pasivo – término rechazado por la OMS, al presuponer la aceptabilidad de una exposición "voluntaria"-, así como las experiencias que en diversos países han demostrado su eficacia en la reducción de la exposición al mismo. Se trata en definitiva de identificar los elementos principales que deben regir la normativa orientada a proteger eficazmente a las personas contra la exposición al humo de tabaco, en torno a cuatro ejes: exigencia de entornos 100 % libres de humo ya que las alternativas- tales como la ventilación, la renovación del aire y el uso de zonas destinadas a los fumadores- no protegen contra la exposición al humo de tabaco; obligación de proporcionar protección universal asegurando que todos los lugares públicos cerrados o cuasi exteriores – incluyendo transportes- y todos los lugares de trabajo interiores estén libres de la exposición al humo de tabaco ajeno; fomento de la educación y la prevención en aquellos entornos en los que no es viable aplicar la legislación, como es el caso de los hogares privados; y, por último, establecimiento de una buena planificación y acceso a recursos adecuados.

Ver informe

Itzuli