Berrien aukeraketak

Principios y objetivos para una política humanitaria de drogas

Esta guía se sitúa dentro del marco del Consenso de Roma, una de las iniciativas internacionales más interesantes, liderada por diversas organizaciones nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna, para promocionar el desarrollo de políticas de drogas más progresistas. En la actualidad, el Consenso de Roma funciona como catalizador para implicar a los movimientos de la Cruz Roja y la Media Luna en un cambio global de las políticas de drogas hacia un nuevo modelo “humanitario”.

Pero, ¿en qué consiste exactamente, la política humanitaria de drogas? Según este documento, ante la ineficacia de las actuales políticas de drogas, se impone la necesidad de un nuevo modelo y una praxis novedosa orientados por el humanismo y el realismo. Desde el punto de vista del consumo de drogas, este enfoque sugiere el desarrollo de políticas que no estigmaticen a los usuarios, la puesta en práctica de programas que persigan su reinserción laboral y social, y, muy especialmente, el fomento de medidas de reducción de daños, como el intercambio de jeringuillas para evitar la propagación entre consumidores de enfermedades infecciosas, o el tratamiento con metadona como alternativa a la heroína. Por otra parte, desde el punto de vista de la producción y el tráfico de drogas ilegales, se alude también a la urgencia de impulsar medidas de desarrollo económico y social que eviten que personas vulnerables y sin otros recursos económicos se vean empujadas a producir sustancias ilegales o a traficar con ellas.

ver informe

 

Itzuli