Berrien aukeraketak

Preocupación por el uso de rutas africanas para el tráfico de drogas

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes acaba de hacer público su último informe, correspondiente a 2008, en el que recuerda que se cumplen ahora 100 años de la puesta en marcha de la Comisión Internacional del Opio, primera piedra de un sistema de fiscalización internacional del tráfico y el consumo de drogas que para los responsables de este organismo de Naciones Unidas constituye uno de los mayores logros del siglo XX. Con su habitual tono alarmista, el informe reconoce el descenso en el consumo de cannabis experimentado en Europa, pero advierte del riesgo del repunte del consumo de heroína en países como Francia u Holanda (algo que la mayor parte de los estudios y observatorios no han podido hasta el momento determinar con certeza).

En sus recomendaciones finales, además de ‘leer la cartilla’ al Gobierno de Afganistán por el incremento de la producción de opio en ese país, la Junta pone de manifiesto su preocupación por el incremento del tráfico de drogas a través del África occidental, lo que estaría implicando, entre otras consecuencias, un incremento del consumo de cocaína en la zona. La Junta insta igualmente a los Gobiernos a redoblar sus esfuerzos de sensibilización respecto a los daños que causa el cannabis y muestra su preocupación por el incremento en el uso de productos farmacéuticos que contienen estupefacientes o sustancias psicotrópicas.
 

Itzuli