Berrien aukeraketak

Las bondades de la descriminalización

Greenwald, G., Drug decriminalization in Portugal: lessons for creating fair and successful drug policies, Cato Institute, Washington, 38 págs., 2009.

En 2001, el Parlamento portugués aprobó una ley por la que el consumo, la adquisición y la posesión de drogas de cualquier tipo para consumo propio dejaron de constituir un delito. Si bien la despenalización, sobre todo la que se produce de facto, ya se había hecho realidad en algunos países europeos, se trata del primer país de la UE que retira completamente estas conductas del ámbito de lo penal. De acuerdo con este estudio, en el que se analizan los efectos de la política de descriminalización en términos de prevalencias de consumo y de incidencia de consecuencias negativas asociadas a él, el cambio legislativo ha permitido al Gobierno portugués tomar las riendas de una situación que anteriormente se percibía como un problema social incontrolable.

ver informe

Itzuli