Berrien aukeraketak

La participación de los movimientos sociales en el debate político sobre las drogas

Coalición Europea por Políticas de Drogas Justas y Eficaces,Drogen erabilera eta parte-hartze demokratikoa; Usos de drogas y participación democrática; Usages de drogues et participation démocratique; Use of drugs and advocacy, Eusko Jaurlaritza-Gobierno Vasco, Vitoria-Gasteiz, 266 págs., 2009.

La Coalición Europea por Políticas de Drogas Justas y Eficaces (ENCOD), agrupa a personas y organizaciones europeas contrarias a la prohibición de las drogas y, por tanto, partidarias de incluir el debate sobre su legalización en la agenda política. En esta línea se enmarca este estudio sobre la participación de las asociaciones de personas consumidoras de drogas en la elaboración y aplicación de las políticas de drogas. El trabajo, editado por el Gobierno Vasco en cuatro idiomas (castellano, euskera, francés e inglés), persigue tres objetivos: analizar cómo pueden participar las organizaciones de personas consumidoras en el debate político sobre las drogas, identificar las dificultades reales de estas organizaciones a la hora de incidir en dicho debate, y, finalmente, proponer una serie de recomendaciones orientadas a mejorar tanto las posibilidades de participación de las asociaciones de personas consumidoras como la actuación de las administraciones públicas, en general, y del Gobierno Vasco y la Unión Europea, en particular.

El informe, en el que han participado 35 organizaciones de personas consumidoras de Europa, finaliza con una serie de conclusiones en torno a cuál debe ser la aportación de estas organizaciones con el fin de mejorar la efectividad de la política de drogas. En resumen, estas entidades deben: servir como canal de información entre personas consumidoras y autoridades, reforzar su papel en la prestación de servicios a personas consumidoras, incorporar la perspectiva de género tanto en su trabajo como en su funcionamiento, fomentar el cambio de percepción social sobre las drogas y las personas consumidoras, apoyar el desarrollo de propuestas políticas destinadas a modernizar la legislación sobre drogas, fomentar la implicación de la sociedad civil en la política sobre drogas con el fin de promover su aceptación pública, apoyar la mejora de las prácticas de reducción de riesgos y daños, y en último lugar, contribuir a la formación de las personas consumidoras y de los profesionales que trabajan con ellas.

ver informe

Itzuli