Berrien aukeraketak

La intervención de la sanidad pública frente al tabaquismo

El Observatorio para la Prevención del Tabaquismo presenta en este documento un compendio de las opiniones y criterios de intervención sobre el tabaquismo de diversos profesionales de la salud, responsables de las áreas sanitarias y epidemiológicas autonómicas y estatales, y miembros del tejido asociativo voluntario en el área de la prevención sanitaria. Sus objetivos principales son analizar las necesidades a las que responde una estrategia asistencial en tabaquismo, revisar la eficacia de las opciones asistenciales existentes, sintetizar el conocimiento disponible sobre el impacto de las políticas para disminuir el porcentaje de personas fumadoras y, finalmente, consensuar unos mínimos básicos que permitan orientar las actuaciones asistenciales de calidad en España.

El tabaquismo hoy día es combatido por medio de manuales de autoayuda, intervenciones médicas preventivas, psicológicas y farmacológicas. Entre estas últimas, destacan los productos que contienen nicotina, ya sea en forma de parches, chicles o aerosoles. Asimismo, los fármacos antagonistas o agonistas de prescripción médica (bupropión, nortriptilina o clonidina, entre otros), cuyo objetivo es eliminar o reducir la ansiedad, el deseo o la necesidad de fumar, cada vez son más utilizados entre las personas con dependencia al tabaco, si bien una mayoría de quienes dejaron de fumar lo hicieron por su fuerza de voluntad y sin ningún apoyo terapéutico o farmacológico. Según el documento, los principales grupos de pacientes objeto de atención prioritaria y farmacológica en las unidades de tabaquismo son: las personas que, después de haber realizado tres o más intentos serios de abandono del consumo de tabaco bajo control sanitario, no han logrado dejar de fumar; aquellas con enfermedades psiquiátricas controladas que desean abandonar el tabaco; los pacientes que presentan serios problemas de salud relacionados con el uso del tabaco; quienes han padecido otros trastornos adictivos; las fumadoras embarazadas que desean dejar de fumar y no puedan conseguirlo sin ayuda especializada; y, en general, las poblaciones de alto riesgo sociosanitario.  

ver informe

Itzuli