Berrien aukeraketak

La Estrategia Europea sobre Alcohol va por buen camino, pero debe avanzar más

First progress report on the implementation of the EU alcohol strategy, Bruselas, European Commission, 62 págs., 2009.

Cuando en octubre de 2006 la Comisión Europea adoptó la primera Estrategia Europea sobre Alcohol, su objetivo fue disminuir los daños y riesgos relacionados con el consumo de alcohol entre la población europea. Con una mortalidad anual de unas 195.000 personas en el territorio comunitario, el coste económico derivado de los problemas con el alcohol asciende a 125.000 millones de euros. Desde que se publicara esta estrategia comunitaria, los principales agentes políticos han intentado crear una infraestructura válida para disminuir el consumo problemático de alcohol entre los europeos –que se mantiene estable, e incluso, en algunos países presenta una tendencia ascendente–. De esta manera, se han creado nuevos organismos para el seguimiento de las tendencias del consumo de alcohol y su regulación.

En todos los países, existe un amplio acuerdo acerca de la prohibición de que los menores de 18 años consuman alcohol y, por consiguiente, de que se les vendan y sirvan bebidas alcohólicas. Incluso existe consenso en la necesidad de bajar los límites permitidos de concentración de alcohol en sangre para aquellos que conduzcan cualquier tipo de vehículo motorizado. De manera resumida, se puede decir que, como punto de partida, los logros obtenidos a partir de implantar esta estrategia son bastante prometedores, pero no dejan de ser una mera base de inicio, ya que el objetivo es ciertamente más ambicioso y requiere delimitar de modo más claro el marco estratégico entre los países. Este esfuerzo por evaluar el progreso de la Estrategia Europea sobre Alcohol no finaliza con la publicación del presente informe, ya que está prevista que en el 2012 se lleve a cabo la segunda fase de evaluación de la iniciativa.

ver informe

Itzuli