Berrien aukeraketak

Gender and tobacco control: a policy brief

Department of Gender, Women and Health. Ginebra: Organización Mundial de la Salud, 2007. 20 p.

Los datos más recientes indican que en torno a un 12% de las mujeres consume tabaco de forma habitual en el mundo –lo que equivale a cerca de 250 millones de personas– y, si la tendencia continúa, esta cifra puede alcanzar el 20% de mujeres en 2025. Mientras, las cifras de consumo de tabaco entre la población masculina se mantienen, o incluso se reducen en algunos países. Estas tendencias vienen a confirmar lo que los escasos estudios referidos al tema parecen sugerir: que las medidas de control del consumo de tabaco no tienen la misma efectividad entre los hombres que entre las mujeres. En esta misma línea, existen cada vez más pruebas de que las enfermedades y consecuencias negativas derivadas del consumo de tabaco presentan características distintivas en ambos sexos. Partiendo de este hecho, este documento de la Organización Mundial de la Salud alerta de la necesidad de incorporar la perspectiva de género en la planificación de las políticas de control relativas al consumo de tabaco y establece, para ello, ocho recomendaciones básicas de actuación.

Ver informe

Itzuli