Berrien aukeraketak

Estudio internacional comparativo sobre el poder de compra de cigarrillos

Los impuestos especiales sobre los productos de tabaco son utilizados para, por un lado, recaudar fondos públicos y, por otro, como medida para reducir la demanda de cigarrillos. Existen numerosos estudios que comparan la fiscalidad de los diferentes países. Evan Blecher y Corné van Walbeek, autores de este documento opinan, sin embargo, que lo que realmente determina el consumo de cigarrillos no es el grado de fiscalización de estos productos, sino su asequibilidad. Por ello, decidieron realizar este estudio, que analiza la interacción entre el precio de los cigarrillos y el nivel de ingresos de los consumidores en 77 países y en 2006. Para poder valorar el poder adquisitivo de los productos de tabaco, se utilizó el precio de cajetilla relativo a los ingresos (producto interior bruto per cápita) y se cálculo el número de minutos de trabajo necesarios para costear una cajetilla de cigarrillos. Los resultados del estudio comparativo muestran que, a pesar de que los cigarrillos son mucho más baratos en los países en vías de desarrollo, el poder adquisitivo tabáquico es mucho mayor en los países desarrollados. No obstante, desde 1990 se registra una clara tendencia de disminución del grado de asequibilidad de los cigarrillos en la mayoría de los países industrializados. En Europa, España, Luxemburgo y Suiza son los países donde menos minutos se precisa trabajar para costear una cajetilla de tabaco. Estos tres países también presentan el menor precio del tabaco relativo a los ingresos en nuestro continente. Noruega y el Reino Unido destacan, en cambio, por tener el menor grado de asequibilidad de tabaco en Europa. Estos datos, señalan los autores, resultarán de interés para las personas responsables del diseño de las políticas de tabaco, puesto que los impuestos sobre los productos de contenido nicotínico son una de las armas más potentes en la lucha contra el tabaquismo.

ver informe

Itzuli