Berrien aukeraketak

El gobierno escocés quiere que se consuma menos alcohol

La producción y el consumo de alcohol constituyen una de las señas de identidad de la cultura escocesa. Los datos indican que más del 50% de los hombres y el 30% de las mujeres, especialmente en las áreas más deprimidas, consumen habitualmente cantidades de alcohol superiores a las recomendadas. Frente a esta realidad, el gobierno escocés se ha propuesto cambiar la percepción social sobre el alcohol, promoviendo una cultura del consumo razonable. La estrategia del gobierno hace especial hincapié en la responsabilidad individual y en la necesidad de promover una reflexión personal sobre los efectos negativos del consumo excesivo de alcohol sobre la salud y sobre las relaciones sociales y familiares. El Plan incluye un amplio abanico de medidas destinadas a lograr un cambio en la percepción social del alcohol, estructuradas en torno a cuatro ejes principales: la reducción de consumo – mediante el establecimiento de precios mínimos y la prohibición de las denominadas promociones de “hora feliz”- , el control de la publicidad de los productos alcohólicos, la mejora de los recursos de tratamiento y el apoyo comunitario y a las familias.

ver informe

Itzuli