Berrien aukeraketak

Cuatro pilares de acción frente al consumo de metanfetaminas: prevención, tratamiento, reducción de daños y actuación policial

La Drug Policy Alliance es un organismo estadounidense que promueve alternativas frente a la que consideran una fallida política contra las drogas. Este organismo acaba de hacer público su posicionamiento frente a la política estadounidense de acción frente al consumo de metanfetaminas. El presente documento describe las bases fundamentales de lo que la Drug Policy Alliance considera como una política efectiva para la reducción de problemas asociados el consumo de metanfetaminas y que se concreta en cuatro pilares de acción: la prevención, el tratamiento, la actuación policial y la reducción de daños. La Drug Policy Alliance considera que la prevención constituye un pilar esencial para la reducción de los problemas asociados al consumo. La mejora en la situación laboral, económica y familiar constituye la mejor estrategia preventiva, mientras que, de cara a los más jóvenes, el informe propone aumentar el gasto en los programas de prevención basados en la información  y no en el alarmismo, así como reducir la financiación destinada a los programas inefectivos y a los tests de detección. Un buen tratamiento, por su parte, es el modo más efectivo para reducir el consumo de drogas, para lo cual resulta imprescindible aumentar el gasto público destinado al fortalecimiento de una red de tratamiento accesible y de calidad. Paralelamente, la vía policial resulta fundamental para la protección de la salud pública; aunque los autores insisten en que ésta debe centrarse en los delincuentes violentos y no en los consumidores no problemáticos. Finalmente, la DAP considera esencial invertir en programas de reducción de daños (programas de intercambio de jeringuillas, acceso gratuito a preservativos…) que minimicen las amenazas a la salud pública y consigan reducir el gasto sanitario asociado a un consumo problemático (Sida, Enfermedades de transmisión sexual, hepatitis C…). Frente a un política nacional frente al consumo de metanfetaminas que, a juicio de los autores, ha resultado claramente fallida, el informe se felicita por la adopción de políticas innovadoras que han resultado efectivas a nivel local y estatal, destacando y describiendo los programas puestos en marcha en California, Nuevo México, Utah y Vancouver (Canadá).
 

Itzuli