Berrien aukeraketak

Consumo de drogas entre los quinceañeros franceses: poliexperimentación sí, policonsumo no

El Observatorio Francés de las Drogas y las Toxicomanías acaba de publicar un breve resumen que recoge los datos de la Encuesta Escolar Europea sobre Alcohol y otras Drogas (ESPAD), de ámbito internacional, en relación al consumo de tabaco, alcohol y cannabis de los adolescentes de 16 años en Francia. El resumen viene recogido en el número 64 de la revista Tendances, una colección muy interesante en la que se analizan de forma monográfica los principales datos disponibles sobre diversas cuestiones relacionadas con las drogas y las drogodependencias en la sociedad francesa.

Según esos datos, desde 1999 el consumo cotidiano de tabaco entre estos adolescentes ha descendido (del 33% al 16% entre las chicas y del 30% al 18% entre los chicos), así como el consumo de cannabis, si bien en este caso el descenso, bastante acusado, se ha producido a partir de 2006. En cuanto al consumo de alcohol, por el contrario, se ha incrementado tanto el porcentaje de adolescentes que se emborracha de forma regular, es decir, más de diez veces al año (del 3% al 4% y del 1% al 3%), como, sobre todo, quienes beben regularmente (del 10% al 18%, chicos, y del 5 al 9%, chicas). Entre 1999 y 2007 ha crecido además (de forma sostenida, aunque no muy marcada) el porcentaje de jóvenes que no consume ninguna de estas sustancias de forma regular, pasando del 65% en 1999 al 73% en 2003 y al 76% en 2007, mientras que se ha elevado muy ligeramente (del 7% al 9%) el porcentaje de quienes a esa edad no ha probado ninguna de esas sustancias. Parece, por tanto, que mientras la poliexperimentación continua siendo una pauta muy habitual, el policonsumo regular de drogas entre los adolescentes franceses tiende a la baja, debido sobre todo al descenso en el consumo regular de tabaco y pese al incremento en el consumo regular de alcohol.

Itzuli