Berrien aukeraketak

Binge drinking and Europe

Este informe aborda la cuestión del consumo intensivo de alcohol (binge drinking), es decir, la ingesta de gran cantidad de esta sustancia en una única sesión. Durante los últimos años, este patrón de consumo se ha hecho cada vez más frecuente en Europa y, aunque se trata de un fenómeno relacionado sobre todo con la juventud, se ha extendido también entre la población adulta. Resulta complicado calibrar los efectos de los atracones puntuales de bebidas alcohólicas, pero estudios realizados sobre este tema indican que 4 de cada 10 asesinatos, 1 de cada 3 muertes en accidentes de tráfico y 1 de cada 6 suicidios están relacionados de forma directa o indirecta con las intoxicaciones por atracón. Teniendo en cuenta que unos 80 millones de europeos (aproximadamente un 20% de la población total) declaran practicar este tipo de consumo, resulta fácil entender el interés que muestran los autores de este informe por detectar medidas de intervención eficaces para erradicar los daños causados por esta práctica. Para ello, se realizó un análisis de la literatura reciente sobre esta materia. Los resultados de la investigación demuestran que no existe una solución clave para abordar esta problemática. Por ello se recomienda la adaptación de una serie de estrategias que incluyen: aumentar los impuestos sobre el alcohol, regular la publicidad de productos alcohólicos, hacer uso de intervenciones breves y, por último, dificultar el acceso a las bebidas alcohólicas mediante el aumento de la edad mínima para comprar alcohol y la restricción de horarios de venta. No obstante, señalan los autores, no todas estas propuestas cuentan en la actualidad con el beneplácito de la población europea. Antes de la puesta en marcha de algunas de las medidas, en particular, del aumento del precio de las bebidas alcohólicas, contra el que existe una resistencia generalizada, se precisará la realización de campañas educativas para convencer a la opinión pública.

Ver informe

Itzuli