Selección de novedades

¿Advertencias de salud en las bebidas alcohólicas?

Project protect. Health warnings and responsibility messages on alcoholic beverages. A review of practices in Europe. WP5 Report. Centre de Recherche et d'Information des Organisations de Consommateurs, 2011, 39 páginas.

En estos momentos, prácticamente todos los países de la Unión Europea han implantado advertencias de salud en las cajetillas de tabaco. Pocos son, sin embargo, los que requieren este tipo de información en los envases de bebidas alcohólicas y en los anuncios que publicitan estos productos. La Comisión Europea, consciente de la importancia de fomentar un consumo responsable, promueve desde el año 2008 Protect, un proyecto que pretende estudiar la viabilidad de introducir en las botellas de alcohol advertencias sobre la salud y mensajes a favor del consumo moderado. Para cumplir con este objetivo, se han recopilado buenas prácticas y analizado la literatura científica existente en la materia. En este informe parcial del proyecto, se recogen las experiencias de los países miembros de la Unión Europea.
La revisión de la normativa vigente pone de relieve que Alemania y Francia son los dos únicos países de la UE que cuentan con leyes que obligan a los productores a incluir advertencias sobre la salud y mensajes sobre el consumo responsable en las etiquetas de las bebidas alcohólicas. Los autores de este documento señalan que un etiquetado adecuado podría ayudar a reducir los daños del consumo de alcohol, objetivo establecido por la Organización Mundial de la Salud en su estrategia mundial para reducir el uso nocivo de esta sustancia. No obstante, está todavía por ver si los resultados del proyecto Protect impulsarán el establecimiento de una directiva europea que regule el etiquetado de los envases de bebidas alcohólicas. Conviene recordar, en este sentido, que pueden pasar años hasta que esa posible directriz se convierta en ley. La experiencia de la directiva europea sobre el etiquetado de productos de tabaco pone, además, de relieve que hay países que, una vez aprobada una norma europea tardan años, incluso una década entera, en hacerla cumplir.

Descargar texto completo

Volver