Euskera



Glosario

Glosario de términos significativos en el ámbito de las drogas.


  • ADRENALINA: Es una catecolamina, la principal neurohormona de la médula suprarrenal de la mayoría de las especies. Es el estimulante más potente (simpaticomimético) de los receptores adrenérgicos alfa y beta, que provoca un aumento de la frecuencia cardíaca y otros importantes efectos metabólicos.
  • ADULTERAR: Se conoce como adulteración el proceso de cortar o mezclar una droga con otras sustancias, para producir otros efectos, o sencillamente para abaratar su coste y obtener mayores ganancias en su venta. Se suele cortar la cocaína con lidocaína (anestesia local), carbonato de manganeso (puede producir Parkinson), efedrina, dextrosa, glucosa, talco o sosa cáustica (puede provocar hemorragias nasales). El éxtasis se corta con LSD, cafeína, yeso, aguaplast, ralladura de ladrillo, quinina o estrictina (potente veneno). La heroína, muy cortada y baja en pureza, se distribuye mezclada con yeso, estricnina o con distintos fármacos de diversa procedencia.
  • AGONISTA: Fármaco que simula la acción de otras sustancias en el cerebro.
  • ALCOHOL: Líquido incoloro, con un olor espirituoso característico y un sabor quemante. El alcohol produce euforia y desinhibición, así como descoordinación, y alteración de la atención y del rendimiento intelectual. Entre los riesgos derivados de su consumo, destacan las alteraciones orgánicas (infarto, úlcera, arterioesclerosis) y mentales (demencia, delirios). Historia: Las bebidas alcohólicas han sido conocidas y utilizadas desde tiempos inmemoriales. La llamada hidromiel -mezcla fermentada de agua y miel- y la cerveza se han consumido desde hace miles de años. Durante la Edad Media el consumo de alcohol fue considerado sinónimo de salud y bienestar. De hecho, el alcohol adoptó ese nombre a finales del siglo XVI, pues hasta entonces se le conocía con el elocuente apelativo de aqua vitae. Será a partir de la Revolución Industrial del siglo XIX cuando el consumo de esta sustancia alcance niveles hasta entonces desconocidos y que se verán notablemente incrementados desde la segunda mitad de este siglo.
  • ALCOHOLEMIA: Proporción del alcohol en la sangre.
  • ALQUITRÁN: Compuesto del cigarrillo que más daña al organismo. Es el principal responsable del cáncer en fumadores.
  • ALUCINÓGENOS: Estimulantes del Sistema Nervioso Central, son sustancias que provocan la percepción subjetiva de un fenómeno no existente. Drogas que, ingeridas por vía oral, al alterar el ánimo del consumidor, la percepción de su entorno y su pro-pio cuerpo, generan experiencias de alucinación. Es decir, ver, oler, gustar, escuchar o sentir cosas que no existen. A veces estas experiencias son extrañas y aterradoras, en cuyo caso se habla de un “mal viaje”. El consumidor puede tener alucinaciones tiempo después de que el efecto inicial haya pasado, en un proceso conocido como flashback. Estas drogas alucinógenas no desarrollan dependencia en los consumidores. Ejem-plos de alucinógenos son el LSD, la psilofibina, el PCP, el peyote y la mescalina.
  • ANABOLIZANTE: Producto químico utilizado para aumentar la intensidad de los procesos anabólicos del organismo.
  • ANFETAMINA: Sustancia de síntesis perteneciente a la familia de los fármacos adrenérgicos que se caracteriza por sus propiedades psicoestimulantes, especialmente euforia, hiperactividad e inhibición del apetito y de la sensación subjetiva de cansancio.
  • ANOREXÍGENOS: Compuestos también llamados “píldoras para adelgazar”, empleados para tratar la obesidad. Pueden provocar una dependencia de tipo anfetamínico, con estimulación del Sistema Nervioso Central, exaltación, subida de tono psíquico, alucinaciones e incluso episodios psicóticos. La tolerancia aparece rápidamente y con su privación se presentan síntomas de agotamiento y depresión.
  • ANSIOLÍTICOS: Denominados tranquilizantes menores. Las benzodiacepinas y sus derivados son los ansiolíticos más consumidos. En una administración crónica pueden producir alteraciones psicomotoras y en el proceso de consolidación de la memoria.
  • ANTAGONISTA: Fármaco que al interactuar con otro disminuye alguno de los efectos de este último.
  • ANTIDEPRESIVOS: Fármacos que se recetan en el tratamiento de desórdenes depresivos. Son de origen farmacológico exclusivamente. Quienes los utilizan sin receta médica recurren a su uso por sus rápidos efectos sobre el cerebro. Los antidepresivos no desarrollan dependencia ni síndrome de abstinencia, aunque pueden crear dependencia psíquica. El más conocido es el prozac, por la extensión de su consumo.
  • ANTIPSICÓTICOS: Psicofármacos que actúan sobre la sintomatología de las psicosis en sus diferentes formas: delirios (persecutorios, hipocondríacos), alucinaciones (sensoriales), alteración marcada del pensamiento abstracto, conductas desorganizadas y trastornos al hablar. Actúan como antidelirantes y alucinolíticos; poseen acción analgésica y anestésica e inhiben las emociones. El alcohol, los hipnóticos y los analgésicos potencian su efecto. Su uso disminuye la coordinación motora y la capacidad de alerta para trabajos de precisión.
  • APOYO DE LOS IGUALES: Componente de las intervenciones en que uno o varios agentes asesoran, ayudan o prestan algún tipo de apoyo a sus iguales de una manera sistemática y continuada. Puede ser aplicable a programas de calle en los que la acción sobre los individuos es realizada por iguales, a programas escolares en que unos alumnos ayudan a otros, etc.. El término “grupo de apoyo entre iguales” se usa para describir colectivos u organizaciones de miembros de una comunidad creados con el objeto de representar sus intereses comunes a nivel sociopolítico.


Drogomedia.com © 2010               Aviso legal     Protección de datos
Licencia de Creative Commons

Este sitio web está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España, salvo que se indique lo contrario.

Facebook Twitter
También estamos en